WILDCOAST – A voice for the coast and the ocean

LA IMPORTANCIA DE PROTEGER EL AGUA DE LOS HUMEDALES

Humedales

Los humedales son la combinación perfecta entre agua y tierra. Por definición, los humedales son ambientes que se inundan de manera parcial o permanente de agua dulce, salada o salobre (mezcla de agua dulce y salada).

En el planeta existe una gran cantidad y variedad de humedales, por ejemplo: manglares, marismas, pantanos, turberas, pastos marinos, arrecifes de coral (profundidad no mayor a 6 m), entre otros. Todos ellos ofrecen una gran cantidad de beneficios a la humanidad, tales como, protección de playas, control de inundaciones y son zona de crianza para especies de importancia económica (patos, camarón, almejas, etc). Los servicios ambientales que nos ofrecen son clave para garantizar nuestra seguridad alimentaria e hídrica a nivel global. Así como para incrementar nuestra capacidad de adaptación (resiliencia) ante los efectos del cambio climático global.

La Convención de Ramsar es un convenio internacional que tiene como misión la conservación y el uso racional de los humedales en todo el mundo. En el 2015, México presentó ante la Convención la “Resolución XII.12 Que es un llamado a la acción para asegurar y proteger las necesidades hídricas de los humedales en el presente y el futuro”.

Esta resolución exhorta a los países miembros a trabajar en la protección legal del caudal ecológico de los humedales. El caudal ecológico es el flujo mínimo de agua necesaria para que a lo largo de una cuenca y de los humedales asociados a ella, se puedan conservar las características naturales del sitio, tales como la flora y la fauna, los beneficios ambientales y el paisaje.

Asegurar el caudal ecológico es asegurar la permanencia de los beneficios que nos ofrece el humedal.

Desde el 2017, COSTASALVAJE en colaboración con la Alianza WWF-FCS ha trabajado en determinar el caudal ecológico de los ríos Verde y Copalita en la costa de Oaxaca conforme a la metodología de la Norma Mexicana NMX-AA-159-SCFI-2012. De esta forma se busca conservar el agua de casi 60,000 ha de humedales de importancia internacional (Sitio Ramsar 1819 Lagunas de Chacahua y Sitio Ramsar 1321: «Cuencas y Corales de la Zona Costera de Huatulco») para beneficio de la calidad de vida de más de 45,000 personas asociados a ellos.

El agua que protejamos hoy, es nuestro mañana.