EXPLORA CON COSTASALVAJE: CARBONO AZUL, MéXICO

¿Has oído hablar del término carbono azul?

En pocas palabras, el carbono azul es el carbono que se captura y almacena en los ecosistemas costeros y marinos. Esto es especialmente importante ya que, en los últimos 100 años, la actividad humana ha liberado un exceso de carbono que causa el cambio climático. Afortunadamente, nuestros ecosistemas costeros son increíblemente eficientes en la eliminación de cantidades dañinas de carbono de la atmósfera y pueden almacenarlo durante miles de años. Los ecosistemas de carbono azul tales como los manglares, las praderas marinas y las marismas, se encuentran entre los sumideros de carbono más eficientes del planeta.

Los manglares, en particular, son superpoderosos en lo que se refiere  al almacenamiento de carbono; sus ramas, hojas y complejo sistema de raíces retienen el carbono y lo entierran en los sedimentos (suelos) que los rodean. Almacenan hasta 50 veces más carbono que los bosques en tierra firme, ¡incluyendo las selvas tropicales!

Los ecosistemas de carbono azul, al igual que los manglares, no sólo retienen carbono, sino que también proporcionan un hábitat crítico para la abundancia de la vida silvestre y la pesca, y protegen a  las comunidades de los huracanes, las tormentas y el aumento del nivel del mar.

México tiene la cuarta mayor cobertura de manglares del mundo, que representa el 5,4% del total a nivel mundial.

Pero en los últimos 40 años, México ha perdido el 9% de su cubierta de manglares debido al desarrollo costero, la industria, la contaminación, la deforestación ilegal y los impactos del cambio climático. La degradación de los manglares significa que el carbono almacenado será liberado de nuevo a la atmósfera como un gas de efecto invernadero dañino.

Para conservar los manglares de México y sus beneficios críticos, COSTASALVAJE está haciendo tres cosas:

1) Proteger directamente los bosques de manglar;

2) Restaurar los bosques deforestados y degradados: y

3) Fomentar la capacidad de conservación de las comunidades locales.

Desde 2008, COSTASALVAJE ha estado trabajando para conservar los vastos bosques de manglares desérticos del Pacífico mexicano. En asociación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) de México, hemos protegido 3421.2 hectáreas de bosque de manglar amenazado en Bahía Magdalena y el Golfo de California en el noroeste de México. Otras 16 709 hectáreas de concesiones de manglares están actualmente pendientes de aprobación por las autoridades federales.

En 2019, con el apoyo de las Naciones Unidas, COSTASALVAJE lanzó la restauración de 99.95 hectáreas de hábitat de manglares en la Laguna San Ignacio en la Reserva de la Biosfera del Vizcaíno como parte de nuestra Iniciativa un Millón de Manglares. Trabajando con las comunidades locales, COSTASALVAJE ayudó a plantar 120.000 plantas de semillero en la laguna, el último criadero de ballena gris de California sin desarrollar en el mundo.

En asociación con la Universidad de Queensland y la Universidad de Griffith en Australia, tomamos muestras de carbono almacenado en 16 592 hectáreas de bosques de manglares en el noroeste de México, y descubrimos que allí se almacenan aproximadamente 20 millones de toneladas métricas de carbono, lo que equivale a las emisiones anuales de carbono de aproximadamente un millón de personas en los Estados Unidos.

Debido a nuestro trabajo pionero de conservación de los manglares, fuimos reconocidos con el Premio Curva de Keeling en 2019.

Hoy en día, nuestro objetivo es plantar un millón de manglares en México para que podamos seguir teniendo un impacto en la reducción general de gases de efecto invernadero para el mundo en general.

Y eso es sólo el comienzo, ya que nuestro trabajo de conservación del carbono azul es totalmente escalable como una solución natural al cambio climático.

Nuestro nuevo lema de COSTASALVAJE es: Planta un manglar. Salva el planeta.

Reducir la cantidad de carbono liberado en la atmósfera es crítico para la supervivencia a largo plazo de los humanos y la vida silvestre.

Y además, ¿quién no quiere preservar lugares hermosos como este?

¡Estén atentos a EXPLORA CON COSTASALVAJE: Carbono Azul Parte 2, que cuenta la historia de nuestro trabajo de conservación del carbono azul en California!

DONA HOY