WILDCOAST – A voice for the coast and the ocean

El Cambio Climático como posible vector del COVID-19

Cambio Climatico | Manglares | Wetlands

Por Armando Efraín Olachea, WILDCOAST/COSTASALVAJE

En COSTASALVAJE, nos preocupan los efectos de la nueva enfermedad COVID-19 (SARS-CoV-2) que el 11 de marzo de 2020 se declaró como pandemia por la OMS. Para principios de mayo ya se había extendido a más de 150 países, infectando a más de 3.3 millones de personas.  Al 7 de julio de 2020, el virus ha matado a 535 mil 759 personas en todo el mundo, 30 mil 639 en México y 2 mil 001 en Baja California (BC). Sin duda los estragos han sido devastadores. 

Pero la pandemia tiene el potencial de tener enormes efectos también sobre la biodiversidad y la conservación. El confinamiento humano durante la pandemia ha generado que los ecosistemas terrestres y acuáticos se recuperen a una velocidad acelerada.  Además esta pandemia, nos ha demostrado que cuando la población está en riesgo por enfermedades, el gobierno invierte enorme cantidad de recursos públicos en salud pública para combatir las enfermedades y cuidar a su población; pues de igual manera como este virus que nos afecta directamente en este momento, el cambio climático hará exactamente lo mismo. Una de las cosas más importantes que hemos visto del coronavirus es que el gobierno puede actuar rápidamente. ¿Por qué ese no es el caso cuando se trata del cambio climático? ¿Será que aún no entendemos sus efectos?

Si hubiese la voluntad política, se podría invertir la misma cantidad de recursos en la protección de los ecosistemas. 

Las naciones ahora, deben expandir su mentalidad y centrarse en estrategias a largo plazo, para esta y futuras pandemias, a través de soluciones naturales, porque la contingencia tiene como causa la falta de respeto a la vida silvestre.

Foto: Mujer en una máscara protectora en supermercado. Prostooleh.

Vale la pena recordar que esta pandemia es producida por un virus zoonótico que surgió debido a la explotación de la vida silvestre. Las enfermedades zoonóticas se transmiten de forma natural entre los animales y los seres humanos al exponerse directa o indirectamente a ellos. El doctor Wang Linfa, quien ha investigado a los murciélagos y su virología durante décadas, lideró un equipo que, en mayo de 2020, desarrolló un kit de prueba de anticuerpos para el coronavirus capaz de producir resultados en una hora. Él ayudó a confirmar en la década de los 90´s, que otros virus (Hendra y Nipah) tenían orígenes en murciélagos. El virus Nipah, que se trasladó de murciélagos a cerdos y luego a humanos en el sudeste asiático, pudo haber dado un salto entre especies, después de los incendios forestales de Australia que forzaron a los murciélagos a trasladarse más allá de su hábitat natural, como él mismo señaló «Si un murciélago está estresado, pueden pasar cosas malas«. 

Estos descubrimientos muestran cómo los cambios ambientales pueden catalizar una sorprendente cadena epidemiológica. 

Foto: Murciélago pescador (Myotis vivesi) de Bahía de los Ángeles, BC. Aldo Guevara. 

Los incendios forestales que devastaron 52 mil 400 km2 de zonas boscosas (equivalente al tamaño de Costa Rica) en Australia en 2019, se deben al incremento en la temperatura de +1ºC, como consecuencia del Cambio Climático (CC). Tales tendencias climáticas podrían derivar en desplazamientos de fauna, convirtiendo al CC en un vector determinante de enfermedades zoonóticas. Estos acontecimientos nos recuerdan la influencia de nuestras acciones en la calidad ambiental y cuán mal nos hemos comportado como administradores de nuestro planeta, pero aún podemos aprender de tales eventos para guiar estrategias de conservación efectiva. Los gobiernos nacionales y las organizaciones de la sociedad civil (OSC) debemos adoptar estrategias claras para salvaguardar tanto la biodiversidad como la salud humana, las cuales  estan intrinsicamente relacionadas. Se requieren respuestas coordinadas por parte de los responsables políticos, las empresas y la sociedad en general. 

Estas estrategias, entre otras, deben centrarse en la conservación de los ecosistemas de carbono azul (ECA) que están conformados por los manglares, marismas y pastos marinos; que benefician a todos, éstos se encuentran entre los sumideros de carbono más efectivos del planeta. El Biólogo marino Peter Macreadi, (considerado por él como el “oro verde”), demostró que los ECA pueden capturar carbono 40 veces más rápido que los bosques tropicales. Concluyó que son como una bolsita de té que no permite escapar al té, así los ECA son como cementerios lodosos de carbono que permiten amortiguar la acidificación de los océanos, contribuyendo así a la resiliencia de los ecosistemas y las especies.

Los ECA, si se conservan, pueden ayudar significativamente a reducir las emisiones de carbono, entonces, mitigan la contaminación de los gases de efecto invernadero, lo que ayuda a disminuir el calentamiento global; porque el carbono ahí almacenado no se libera a la atmósfera. Como ejemplo de estos, son los situados en la región del Golfo de California que albergan más de 1,862 km2 de manglares.

Foto: Celeste Ortega de COSTASALVAJE midiendo muestra de sedimento lacustre en manglares de Bahía Magdalena, BCS.

Además de todos los beneficios atmosféricos del Carbono Azul, los manglares y las praderas de pastos marinos, también son esenciales para la producción pesquera mundial, ya que proporcionan un valioso hábitat de cría a más de una quinta parte de las mayores pesquerías del mundo, son refugio y dan alimento para miles de especies, incluyendo peces y mariscos, así como especies amenazadas, carismáticas y en peligro de extinción. 

Foto: Ecosistemas de Carbono Azul: Manglares y Pastos marinos de Bahía Magdalena, BCS. Claudio Contreras Koob.

COSTASALVAJE, ganador en 2019 del Premio de la Curva de Keeling por su innovador programa para combatir el cambio climático, a través de diversos proyectos, continuará impulsando la protección de los ECA, entre ellos, los manglares y pastos marinos que proporcionan poderosas soluciones para combatir los impactos del CC. En consecuencia, se hace un llamado a todos los gobiernos para que realicen evaluaciones de integridad ecológica durante y después de la pandemia. Esto podría salvar la biodiversidad y proteger a los humanos de futuras amenazas a la salud.

 

Lista de Referencias:

Beech, H. (2020, junio 12). Amid a Pandemic, ‘Batman’ Matters More Than Ever. The New York Times. https://www.nytimes.com/2020/06/12/world/asia/coronavirus-batman-bats-viruses.html

Gobierno del Estado de Baja California. (2020, junio 15). COVID-19—Gobierno del Estado de BC. http://www.bajacalifornia.gob.mx/coronavirus

Hodges, K., & Jackson, J. (2020). Pandemics and the global environment. Science Advances, eabd1325. https://doi.org/10.1126/sciadv.abd1325

OMS. (2020a). Preguntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus (COVID-19). https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses

OMS. (2020b). Zoonosis y medio ambiente. WHO; World Health Organization. https://www.who.int/foodsafety/areas_work/zoonose/es/

OMS. (2020c). WHO Coronavirus Disease (COVID-19) Dashboard. https://covid19.who.int/

ONU, Programa para el medio ambiente. (2020, junio 11). Un tesoro sumergido oculto: El valor de los pastos marinos para el medio ambiente y las personas. Resumen para los encargados de formular políticas. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). https://wedocs.unep.org/bitstream/handle/20.500.11822/32637/seagrassSumSp.pdf?sequence=7&isAllowed=y

Pearson, R. M., Sievers, M., McClure, E. C., Turschwell, M. P., & Connolly, R. M. (2020). COVID-19 recovery can benefit biodiversity. Science, 368(6493), 838-839. https://doi.org/10.1126/science.abc1430

Push to protect blue carbon sites. (2019, enero 22). Australian Broadcasting Corporation. https://www.abc.net.au/7.30/push-to-protect-blue-carbon-sites/10737850

Rodríguez, H. (2020, enero 13). Los incendios de Australia en números [National Geographic]. Naturaleza. https://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/incendios-australia-numeros_15102

Rosenbloom, D., & Markard, J. (2020). A COVID-19 recovery for climate. Science, 368(6490), 447-447. https://doi.org/10.1126/science.abc4887

Sedlak, D. L., & Gunten, U. von. (2011). The Chlorine Dilemma. Science, 331(6013), 42-43. https://doi.org/10.1126/science.1196397

UN Environment. (2019, enero 11). Seagrass. Secret weapon in the fight against global heating. UN Environment. http://www.unenvironment.org/news-and-stories/story/seagrass-secret-weapon-fight-against-global-heating

Wang, L.-F., Anderson, D. E., Mackenzie, J. S., & Merson, M. H. (2020). From Hendra to Wuhan: What has been learned in responding to emerging zoonotic viruses. The Lancet, 395(10224), e33-e34. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)30350-0

Zerhouni, W., Nabel, G. J., & Zerhouni, E. (2020). Patents, economics, and pandemics. Science, 368(6495), 1035-1035. https://doi.org/10.1126/science.abc7472

Zhang, H., Tang, W., Chen, Y., & Yin, W. (2020). Disinfection threatens aquatic ecosystems. Science, 368(6487), 146-147. https://doi.org/10.1126/science.abb8905